Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sons Of The Darkness {FORO NUEVO} Afiliación
Jue Feb 03, 2011 11:10 pm por Invitado

» Magical Worlds (Elite)
Jue Feb 03, 2011 5:42 pm por Invitado

» New Breaking Dawn Rol- Afiliación
Jue Feb 03, 2011 5:09 am por Invitado

» Verstand University {Afiliación Aceptada} #Necesitamos chicos!
Lun Ene 31, 2011 4:53 am por Invitado

» Confirmación : Grifford University | We need people {Elite}
Lun Ene 31, 2011 12:58 am por Invitado

» Registro de Apellidos {Obligatorio}
Vie Ene 28, 2011 8:57 pm por Florence Garibaldi

» Registro de PB's {OBLIGATORIO}
Vie Ene 28, 2011 8:54 pm por Florence Garibaldi

» Pide tu personaje establecido
Vie Ene 28, 2011 8:44 pm por Florence Garibaldi

» Pensamientos en el Río {Bea}
Vie Ene 28, 2011 6:03 pm por Florence Garibaldi

Afiliados Elite The Experiment
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Vie Ene 28, 2011 2:54 am.
Afiliados Elite The Experiment

Pensamientos en el Río {Bea}

Ir abajo

Pensamientos en el Río {Bea}

Mensaje por Florence Garibaldi el Vie Ene 28, 2011 6:03 pm

La bella vida de Sicilia me hacia sentir afortunada. En esta isla tenia exactamente todo lo que quería, e incluso más. Tenia que aceptar que no todos vivían de la misma manera que yo y que Sicilia no era un paraíso tropical, ni la isla más pacifica del mundo. Lo que más me gustaba de este lugar era que siempre se mantenía en constante movimiento, los sicilianos tienen cierta forma de ser tan individualista e interesada , esa forma de ser que permitía que la mafia pudiera actuar en los corazones de los ciudadanos. Mi padre siempre repetía que teníamos éxito porque el pueblo permitía que fuera así; ¿y por que lo permitían?. La respuesta era muy simple , dejaban que la Mafia tomara el poder porque soñaban que algún momento de sus vidas formarían parte de esa maravillosa organización y entonces tendrían poder.
Era maravilloso ver lo que los seres humanos podían soportar por el poder. Como hija del jefe de la Mafia , sabía muy bien que era lo que el pueblo soportaba por algo de prestigio. Era verdad que la Mafia siempre había protegido a Sicilia, así había comenzado el negocio con este poblado, les prometimos protección y terminamos llevándonos todo el poder.

Una ciudad así era realmente maravillosa, sobre todo la ciudad de Palermo. La cede de la mafia estaba ahí, es decir, mi casa. Todos en la ciudad nos trataban como reyes, y es que el pueblo depende de nuestro trabajo y siempre será así. Aprendí que para tener al pueblo en tus manos, hay que prometerles que el poder pronto va a ser suyo. Sinceramente el poder únicamente nos pertenece a nosotros, la mafia, pero otra promesa sin cumplir no va a dañar demasiado al pueblo.
Mi padre hacia un excelente trabajo y mi hermano sería el próximo. Seguramente voy a estar ahí para brindarle mi ayuda, no puedo anegarle la ayuda Alessandro, el siempre me ayudo , y yo lo ayudo a él, así es la perfecta relación entre hermanos. Aunque últimamente estábamos un poco distanciados, por culpa de ese tonto amigo suyo. Pero lo mejor es no pensar en Stefano, porque podría arruinar mi perfecto día.

La tarde había llegado y luego de ayudar a papá con algunas cuestiones de trabajo, decidí salir a dar un paseo por el río Salso. Le pedí a mi padre que me alcanzara hasta allí y así lo hizo. En cuanto llegue al Río no pude evitar pensar en los viejos tiempo y las veces que con mi hermano veníamos al gran Río. Recuerdo que papá ponía a sus hombres para cuidar que nadie se acercara, ahora ya no necesitamos eso, siempre estamos dispuestos a sacar un arma del bolsillo y defendernos por si solos.
El tiempo era perfecto y el viento hacía que mi cabello se moviera hacia atrás. El río se encontraba bastante tranquilo, pero de todos modos no iba a entrar en el, tan solo quería admirarlo, por ahí mojar tan solo mis pies. Me acerque al borde del río con una sonrisa en mi rostro, pude ver mi reflejo y me dí cuenta de que había hecho la eleccion perfecta el día de hoy. Mi short de jean me quedaba perfecto y mi remera con flores era maravillosa. Definitivamente me veía hermosa , como siempre. Mi espíritu narcisista me obligó a quedarme allí, en el borde del río, mirando mi hermoso reflejo.


Florence Amelia Berenice Garibaldi Della Ferrere
{ Ríete al fin, que llorar trae tanto frío }
[!]

{Una vez vi que no cantabas y no se porqué si tienes voz , tienes palabras
déjalas caer }




avatar
Florence Garibaldi
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 25/01/2011
Localización : Donde me lleve mi libertad.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.